Teatro Nuevo Y Teatro Viejo

$1.230,00

Agotado

Autor: Luigi Pirandello

Proclamaba Pirandello: “Hay que dejar atrás la verdad concebida como un Dios y un pedazo de vida que retratar. No existe verdad o bien falsedad; no existe virtud o bien error; no existe nada de objetivo, de inalterable y mucho menos de eterno; no hay una ley por encima de ella y tampoco en ella; no hay una realidad cariñosa fuera de nosotros y tampoco en nosotros; mismos no somos como creemos ser, sino más bien solo como en ocasiones nos “construimos” o bien como le parecemos a este, a aquel, a aquel otro; la vida, en resumen, no es más que una lúgubre impostura en la que representamos, de una forma aproximadamente inconscientes, los personajes más distintos, como desgraciados títeres en las manos de un destino ciego”. ¿Qué aporta, entonces, Pirandello al teatro? No tanto las vicisitudes de la vida y de la manera, de la realidad y de la ficción, de la razón y de la insensatez, sino más bien, una busca intelectual que carcoma los cimientos de la realidad de todos y cada uno de los días y cuestione el comprensión de esa vida que normalmente se llama normal. La próxima aseveración de Jean Paul Sartre bien se podría aplicar al mismísimo Pirandello puesto que su compromiso con la creación teatral fue siempre y en toda circunstancia irrenunciable: “En el teatro de Pirandello toda vez que un personaje está acosado por la pasión, habla todo el tiempo, por el hecho de que la pasión se expresa por las palabras, por los argumentos, por las indagaciones; un personaje que procura ver lo más lúcidamente posible”.