Prisma. Apuntes De Un Cineasta

$830,00

Agotado

Autor: Abel Gance

Si fue grande en el cine, y también enormes sus realizaciones, desde Yo acuso y La Rueda, hasta la imponente Napoleón, si creó y usó técnicas como las sobreimpresiones, las lentes deformantes, la cámara veloz y lenta, y su gran invención, la polivisión, en definitiva si combinó en la pantalla genio y profundidad, conocemos mucho menos al Abel Gance escritor, del mismo modo grande. Prisma se compone de los apuntes que Gance toma desde mil novecientos ocho a mil novecientos veintinueve, o sea en sus años explosivos, sus años de fuego, por no decir, lo que sería preciso mas delimitado, sus años nietzscheanos. Su escritura, poliedro de mil facetas, se mantiene en la paradoja: un espíritu romántico en un planeta moderno, un hombre que existe en la demasía y en el demasiado, que busca atravesarse a sí mismo para ascender… ¿cara dónde?… cara las estrellas… que pretende la alegría divina a través del sufrimiento, en resumen que multiplica las paradojas en la espiral. ¿De qué manera transmutar de ánima atormentada en tormenta del ánima? ¿De qué manera pasar de la rueda a la espiral? Deseo ciertamente regresar a vivir mi existencia, mas desde el balcón. Reivindico no el círculo del eterno retorno, sino más bien la espiral que me dejará regresar a vivir cada segundo, mas desde arriba. Reiteración y diferencia, ni hay que decirlo… El Prisma, afirmamos, tiene mil facetas. Mas para coronar su paradoja, la divergencia que es la de sus semblantes confluye (¿entonces diverge?) cara una multiplicación, intensificación, potencialización del movimiento -luz y sobre todo pensamiento- por la que el ánima se revela. Abel Gance lanza puesto que su consigna y estandarte, su axioma, y lo anota en la pantalla y en el papel: Crear una realidad al cubo de la que vivimos.