Le Corbusier Una Fría Visión Del Mundo

$1.330,00

Agotado

Autor: Marc Perelman

Le Corbusier ha sido considerado el arquitecto técnico más ­influyente del siglo veinte y su trayectoria representa la relación moderna entre arquitectura, urbanismo y poder. No obstante, su legado se ha querido trivializar con una pátina de neutralidad. En la actualidad, comenzamos a conocer las filiaciones totalitarias y fascistas que modelaron su propuesta teorética, cristalizada en las construcciones que habitamos, en las calles que recorremos y, como es natural, en la labor de quienes diseñan desde sus estudios y despachos «las muy exasperantes urbes que conocemos». Este estudio desmonta la pretendida separación entre el personaje y su obra, y revela que hay una profunda congruencia entre los dos. A lo largo del periodo de entreguerras y hasta el final del enfrentamiento, Le Corbusier se presentó como «partidario del orden, de la familia y de la jerarquía; temas que a lo largo de la Segunda Guerra Mundial le condujeron, muy de manera rápida, cara la capital de una Francia colaboracionista: Vichy». El verbo controvertido de Marc Perelman nos adentra en la reducida concepción de la vida humana del Padre de la arquitectura moderna: «habitar, trabajar, recrearse». La estandarización unidimensional de la arquitectura, la geometrización de los espacios y, con ellas, de la vida misma dan forma a la utopia totalitaria de la urbe corbusiana. Un proyecto, en suma, destinado en último término al control disciplinario de los cuerpos en el espacio y el tiempo.