La Vida Administrada

$700,00

Agotado

Autor: Juanma Agulles

El progreso es seguramente la primordial religión y el mito creador de nuestra sociedad. De este se derivan otros conceptos como desarrollo o bien desarrollo que conforman los alegatos y las prácticas gubernativas, aun los estilos de vida del planeta desarticulado que habitamos. Tanto es con lo que las suturas abiertas de la relación con el territorio, y de la propia condición humana, transforman las necesidades, las opciones y los deseos en refresco embotellado; y cualquier política —incluida la alternativa—, se vuelca de forma tenaz en regentar el camino al desastre. Representando a más seguridad y mejor nivel de vida, se han ido cediendo poco a poco más parcelas de autonomía y libertad, conformando una comunidad incapacitada para realizar sus opciones alternativas a un navío que enarbola el naufragio social como seña. La lucha por eludir el naufragio no está exenta de contrasentidos: «la contradicción entre las luchas ecológicas contra el modelo extractivista y la defensa de las condiciones de subsistencia por los trabajadores de la minería sería uno de los múltiples ejemplos». Dada esta versión sistémica del problema del preso, la vagancia o bien el cinismo no serían más que un consuelo, una reacción autoinmune. De ahí que, la necesidad actual radica en la construcción de nuevas políticas de emancipación social liberadas del falso binomio entre (estado de) bienestar y (estado de) malestar.