Harold Tiene Hambre

$1.430,00

Agotado

Autor: Kevin Waldron

Como la mayor parte de los perros, a Harold le chifla la comida; mas en contraste a la mayor parte de los perros, se lo imagina en lugares inusuales: edificios, vehículos, buzones, bocas de incendio. Cuando Hipo se pierde en la urbe, tiene tanta apetito que alucina: ¡una tapa de alcantarilla en forma de gofre, un pavo en un buzón, un brindis saliendo del techo de un edificio! A Dios gracias, sus ojos hambrientos lo van a llevar a edificios familiares y hallará el camino de regreso ... ¡a su desayuno!