Cráteres Artificiales

$550,00

Disponible Ahora!

Autor: Rosario Lazaro Igoa

En los cuentos de Cráteres artificiales hay casas en construcción, perdidas, olvidadas, recién alquiladas, casas en la nieve, en la costa, en la urbe. Mas es el cuerpo fundante que sufre en la puerta de la narradora de «Un fallecido más» el centro de la exploración, y el resto cuerpos anestesiados, recauchados, retocados, decadentes, obesos, indefensos, ofensivos, sólidos, sacudidos, pesadillescos, en puerperio, moldeados a gimnasio, con cortes de pelo a la moda, con orificios de bala, cuerpos regordetes llenos de arena. Es en ellos donde se genera la tensión entre la avidez de la vida y la amenaza de la muerte, la pulseada que jugamos todas y cada una de las criaturas y que Lázaro Igoa sabe describir delicadamente magistral en sus matices más inopinados. «Ella no sabía, ni deseaba imaginar, de lo que era capaz un cuerpo de esas dimensiones, pese a agonizante. Machacar. Pegar. Devorar, quién sabe. Algo tan simple como el encuentro entre las 2 pieles, lo áspero y la suavidad infinita, le daba pánico. La casa era de materiales sólidos, concebida contra las tempestades, y los resguardaba, a ella y a su cría».