Arte En Flujo

$860,00

Agotado

Autor: Boris Groys

A inicios del siglo xx, el arte y sus instituciones fueron sometidos a la crítica de un nuevo espíritu democrático y también igualitario. El suprematismo de Malévich, el futurismo de Marinetti y el trabajo de los artistas de la Bauhaus desacreditaron tanto la noción de la obra de arte como objeto sagrado, como la función preservativa de los museos y las promesas de eternidad materialista que estos presagiaban. En concepto de Boris Groys, esto sentó las bases de cara al desarrollo de un "realismo directo": un arte sin producto, que no genera objetos sino más bien prácticas destinadas a no subsistir, como las performances, las instalaciones y el arte relacional. Con esto, se cumple uno de los objetivos más radicales de las vanguardias: el arte abandona su distinción y sus privilegios, y se entrega a la corriente del tiempo, a la disolución que pesa sobre el flujo de todas y cada una de las fuerzas materiales. En continuidad con las líneas de reflexión abiertas en Volverse público, Groys examina en estos ensayos con delicadeza la intensificación de estos procesos en el contexto de la migración masiva de las prácticas y las instituciones culturales a Internet, donde el impulso inicial de las vanguardias históricas pareciese hallar su culminación. En el campo de la Web, se podría decir que no hay arte sino más bien información sobre arte, que opera en exactamente el mismo espacio que la estrategia militar, el negocio turístico y los flujos de capital, como una más entre todas y cada una de las cosas de este planeta, como una entre tantas señales evanescentes de un presente transitorio.